Estados

Matanza de los 43 fue orden para la Policía, el Ejército y Guerreros Unidos

Según el diario Milenio, el testimonio actualizado del testigo protegido por la FGR asegura que la indicación de asesinar a los normalistas vino del líder criminal Jesús Pérez Lagunas, El Güero Mugres De acuerdo con una publicación realizada por el diario Milenio, la actualización de un testimonio del testigo...

julio 29, 2021

Según el diario Milenio, el testimonio actualizado del testigo protegido por la FGR asegura que la indicación de asesinar a los normalistas vino del líder criminal Jesús Pérez Lagunas, El Güero Mugres

De acuerdo con una publicación realizada por el diario Milenio, la actualización de un testimonio del testigo Juan, protegido por la Fiscalía General de la República (FGR), el responsable por la matanza de Iguala sería el líder criminal Jesús Pérez Lagunas. Milenio tuvo acceso a esta información, luego de que el testigo ampliara su versión de los hechos en mayo de este año.

Testigo de la FGR actualiza su versión

Según el mismo sujeto interrogado, la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, hubo varias corporaciones involucradas en el asesinato de los 43 normalistas de Ayotzinapa. El testigo de la FGR, y ex miembro del cártel Guerreros Unidos, señala a la Policía Federal, la policía de Guerrero, la de Iguala y a la organización criminal de la que formaba parte.

Así lo informó este miércoles el rotativo Milenio, el cual tuvo acceso a una actualización del testimonio presentado por Juan en febrero de 2020, y actualizado en mayo de este año. En su publicación, el diario menciona que el testigo amplió la información y detalla lo dicho anteriormente al señalar lo siguiente:

“las acciones de aquella noche se hicieron con ayuda de miembros del Ejército, de la Policía Federal, de la Policía Estatal y de la municipal. Las mismas, respondían a las órdenes de Jesús Pérez Lagunas, El Güero Mugres, a quien señala como el líder criminal que dio la indicación de ‘matarlos a todos’ para no dejar ningún cabo suelto, líder criminal que las autoridades jamás relacionaron con la desaparición de los estudiantes y quien fue ejecutado en 2018”

El testigo también aseguró no tener conocimiento de que alguno de los normalistas hubiera sobrevivido y dijo que todos fueron detenidos en Iguala por las fuerzas del orden. En el aseguramiento, dijo que también participaron integrantes del cártel Guerreros Unidos, y que tenía conocimiento de esta información por mensajes de texto que recibió en su celular.

Policía Federal, Estatal, Ejército y Cárteles involucrados

El protegido de la FGR reiteró la versión de que los restos de los estudiantes fueron cremados, disueltos y esparcidos en distintos puntos de Guerrero. El reportaje Alejandro Domínguez indica que una vez muertos, los normalistas fueron llevados por el Ejército, la Policía Federal, la Estatal y la Municipal para ocultarlos y deshacerse de sus cuerpos.

El texto también menciona que los cuerpos fueron ocultados entre el 26 y 27 de septiembre en varios lugares, como una casa en la colonia Granjeles -supuestamente utilizada por Nájera Salgado- y una a espaldas de la plaza Galerías de Iguala, presuntamente usada por los hermanos Benítez Palacios.

Jesús Pérez Lagunas dio la orden

Sin embargo, el testigo declaró que al frente de los operativos estuvo Jesús Pérez Lagunas, alias “El Güero Mugres”, quien dirigió la persecución donde balearon un autobús en el crucero de Santa Teresa. Según versiones anteriores de los hechos, el operativo derivó de supuesta información que señalaba la presencia de miembros del Cártel de la Sierra en la misma zona. 

Según la versión declarada, la tarde del 26 de septiembre los halcones reportaron que habían pasado tres camiones con estudiantes por la carretera de Zumpango a Iguala, pero que detrás de ellos habían bajado de la carretera de Xochipala unas seis camionetas cerradas con gente armada con cuernos de chivo, presuntos miembros del Cártel de la Sierra.

Enfrentamientos armados

No obstante, a las 22 horas del mismo día las camionetas con gente armada ingresaron a la ciudad de Iguala y se suscitaron varios enfrentamientos. Se reportó que había patrullas involucradas y que la policía realizaba la detención de personas.

“En ese punto, el testigo Juan contó que había muchas bajas entre las personas de Onésimo Martínez, líder del Cártel de la Sierra. Ahí se mandó el reporte diciendo que las personas que se habían bajado de los vehículos corriendo se habían revuelto con los estudiantes que iban en los camiones. Entonces empiezan a perseguirlos y atacarlos”, señala el reportaje.

El testigo mencionó que durante la noche se reportó la muerte de muchas de las personas detenidas, tanto por disparos de arma de fuego como por los golpes que les dieron durante el interrogatorio.

La seguridad pública estaba con el crimen organizado

Finalmente, el protegido de la FGR señaló que el entonces secretario de Seguridad Pública de Guerrero, Leonardo Octavio Pérez, el ex procurador Iñaki Blanco Cabrera, el capitán José Martínez Crespo y “todos los comandantes y los ministerios públicos” de la Policía Ministerial Federal y del fuero común estaban en la nómina del grupo delincuencial Guerreros Unidos. 

 

RELACIONADAS

Únete a la comunidad

Para recibir información de Espacio Político